Sigue estas recomendaciones y evita el dolor de espalda

El dolor de espalda es uno de los padecimientos más comunes que muchas personas sufren en algún momento o incluso de manera frecuente. Es una situación muy incómoda que afecta la calidad de vida y hasta impide asumir las actividades diarias de la forma correcta. No obstante, es posible prevenir este dolor que se manifiesta con contracturas, dolores de lumbago y cervicales.

  1. Controlar el peso corporal: aunque muchas personas no lo sepan, el dolor de espalda y el sobrepeso están directamente relacionados. Las personas con exceso de peso suelen sentir gran fatiga, dificultad para respirar y falta de aliento con sesiones cortas de ejercicio, como resultado evitan la práctica de actividad física y esto trae consecuencias a la espalda.
  2. Evitar por completo el sedentarismo: para un cuerpo saludable, es fundamental la práctica de actividad física, convienen los deportes en el agua, ya que estos reducen de forma considerable el riesgo de sufrir una lesión, por ejemplo la natación.
  3. Ergonomía: mantener una buena higiene postural todo el tiempo.
  4. Utilizar zapatos cómodos: esto es clave, el calzado debe evitar las rozaduras y permitir mantener una postura cómoda y confortable para caminar.
  5. Recoger peso de forma adecuada: para no lesionar la espalda cuando sea necesario levantar cargas pesadas, se deben doblar las rodillas y mantener la espalda recta, es fundamental no inclinarse y mantener ambos pies apoyados en el suelo, ligeramente separados.
  6. Promover el correcto descanso: conviene utilizar una almohada de altura intermedia y dormir de lado, pues esta es la mejor posición y evita que se cree dolor en el cuello.

Cómo tener correcta postura para trabajar

Quienes pasan la mayor parte del tiempo en un escritorio o frente al ordenador, necesitan cuidar su higiene postural para evitar lesiones en la espalda. Algunas consideraciones al respecto son:

  • Mantener la espalda en un ángulo recto, siempre pegada al respaldo de la silla, pero sin rigidez
  • Los ojos a la altura de la pantalla para no doblar el cuello.
  • El brazo con el que se maneja el ratón, en una posición inferior al hombro para que siempre esté relajado.
  • Los pies apoyados en el suelo o reposapiés.
  • Cambiar de postura con frecuencia, pues una posición prolongada hace que los músculos se tensen y esto modifica la curva natural de la espalda.
  • Levantarse cada hora para hacer estiramientos, especialmente la parte superior del cuerpo como el cuello, hombros y brazos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *